lunes, 4 de agosto de 2014

Orgullo y Prejuicio

Tenía muchas ganas de leer este clásico, no solo por las buenas reseñas, sino también por el deseo de terminar de encontrarme con Jane Austen.

Cuando leí la adaptación de Persuasión en inglés que reseñé hace poco —también como parte de mis lecturas para este verano— pude hacerme a la idea del tipo de historia del que se trataba, pero no del estilo real de la autora.

He de decir que me ha encantado, y que realmente he conectado con los personajes y la época en que se desarrolla.

Lo cierto es que no sé muy bien cómo escribir esta reseña, siento que me queda grande hacer una crítica de tamaña obra. No obstante, intentaré estar a la altura.



Elizabeth es la segunda de cinco hermanas. Por el hecho de no tener ningún hijo varón, y por tanto, heredero; casar a todas sus hijas se convierte en una prioridad para su madre. Pero no es fácil, puesto que ni su dote es generosa ni sus parientes demasiado importantes o lo suficientemente elegantes.

Un día se muda a la casa vecina un adinerado y apuesto señor, el Sr. Bingley; y con él, su amigo Darcy. Ambos acabarán enamorándose profundamente de dos de las hermanas Bennet, pero aún tendrán que poner su amor a prueba más de una vez para ver cumplidos sus deseos.



¿No os ha pasado de oír hablar muchísimo sobre un clásico y luego apenas saber de qué trata? Una de las razones creo que es el hecho de que muchas veces en la contraportada, en vez de estar la sinopsis, hablan del autor. Está bien que nos den ese tipo de información, pero como en toda novela, también estaría bien ver una breve sinopsis por alguna parte, ¿no?

Aunque al principio el narrador es bastante difuso, luego nos queda claro que ese peso queda relegado a Elizabeth. Personalmente, me parece la decisión más acertada, porque —supongo que premeditadamente— es el personaje más objetivo y crítico de todos.

En realidad, todo el repertorio de personajes es muy variado y cumple con un objetivo específico. Es increíble que, a pesar de la cantidad, no haya ninguno fuera de lugar. Además, cada uno tiene un carácter bien definido que no pierde en ningún momento, y que se va afianzando cuanto más los conocemos.

Las diferencias que podemos apreciar entre esta novela y las contemporáneas son bastantes, y no solo en lo referente a la época. Por ejemplo, en Orgullo y Prejuicio los problemas se toman su tiempo en solucionarse. A Jane no le importa que sus protagonistas pasen meses sin verse, ni que les tome años enamorarse. Lo cierto es que esto le da un realismo más auténtico que el de otras novelas, que aunque no sea precipitado, siempre es todo más inmediato.

Y aun así, también hay similitudes; es curioso ver que el amor no ha cambiado en lo esencial, ni el amor, ni la naturaleza humana. Eso es probablemente lo que permite que nos sintamos identificados con los personajes sean de la época que sean. De la misma forma, también se nos hacen cercanos los problemas que se les presentan a los protagonistas; las habladurías, los engaños, las críticas, y las expectativas.... Aquellas cosas que les impiden actuar en pos de sus sentimientos.

En cuanto al estilo de la autora, me ha resultado curioso que incluso sin emplear demasiados diálogos, consiguiera transmitir las palabras y la forma de ser de cada personaje tan fielmente. De hecho, cuando un personaje era muy aburrido, y se repetía mucho, la prosa así se convertía; y cuando el diálogo era vivaz e interesante, lo mismo. De forma que el lector no se perdía ningún matiz.



Orgullo y Prejuicio es un clásico de oro que no me ha decepcionado en ningún sentido. Y por supuesto, seguiré leyendo a Jane Austen.

8 comentarios:

  1. Hola! Ese es el libro que propusieron este mes en el club de lectura en el que participo. Después de que termine algunas lecturas pendientes empezare este para ya estar libre y disfrutarlo plenamente :) Parece un potencial favorito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste ^^.
      Muchos besos, Nanyi ♥.

      Eliminar
  2. Quiero leer algo de Jane Austen, aunque no sé cuándo lo haré xD Todo el mundo me dice que empiece por este :P

    Besoooos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De momento de Jane Austen solo he leído este, y una adaptación de Persuasión en inglés; pero pronto leeré Emma y no sé por cuál será mejor o peor empezar, jajaja ;).
      Lo que está claro es que si Orgullo y Prejuicio es el más famoso, por algo será :3.
      Muchos besos, Leyna ♥.

      Eliminar
  3. A mí me encantó, pero, al contrario que tú, no noté que fuera una novela escrita hace mucho tiempo. De hecho, si no lo hubiera sabido, la habría confundido con una novela contemporanea. El estilo de Austen es muy ameno y moderno.
    Besitos!!!!

    Joana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No digo que no lo sea, jajaja; pero sí tiene otro estilo ;).
      Además, por mucho que una novela contemporánea se desarrolle en esa época, no tendrá tal autenticidad ^^.
      Muchos besos, Joana ♥.

      Eliminar
  4. Hola!!
    Me alegro que te haya gustado a mi este libro me gustó un montón porque tiene de todo, teniendo en cuenta en la época en la que fue escrito. Sin duda se merece la fama que tiene. Gracias por la reseña. Saludos y que estés super =D

    ResponderEliminar

Otras lecturas...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...